Control biológico

El control biológico consiste en el empleo de métodos de control natural. Analizaremos el problema y plantearemos la mejor opción para el tratamiento de tus plantas.

Cuándo utilizar el control biológico natural

Control biológico

Control biológico natural

El control biológico para control de plagas implica el uso de organismos vivos para reducir o eliminar las poblaciones de plagas. Estos organismos pueden ser enemigos naturales de las plagas, como depredadores, parásitos o hongos, o microorganismos que infectan a las plagas. Se considera una alternativa sostenible al uso de pesticidas químicos y puede ser efectivo en la reducción de las poblaciones de plagas. Un ejemplo de control biológico para el control de plagas es la liberación de enemigos naturales de plagas como la mariquita para controlar pulgones o el uso de nematodos para controlar plagas de insectos.

 Se considera una alternativa sostenible al uso de pesticidas químicos y puede ser efectivo en la reducción de las poblaciones de plagas y enfermedades.